Home » Perfiles

Mireia Pons

 

Trabajo, tesón y persistencia

Por Karina Miñano

Me he preguntado muchas veces qué es realmente el éxito. Es, tal como dice el diccionario, el resultado feliz de un negocio o la buena aceptación que tiene alguien o algo. Tal vez deberia mencionar que la palabra éxito no está presente en el vocabulario de muchos, especialmente de aquellos y aquellas que trabajando sol a sol, día a día, exprimiendo los minutos a las horas ven los resultados convertidos en contratos, reconocimiento, respeto y crecimiento profesional. Y aunque no lo dijo con estas palabras, Mireia Pons Pedreny conoce el éxito a través de su esfuerzo, constancia y dedicación.

Era el año 2000 cuando nace Mireia Import, en Haarlem y con distintos productos españoles a modo de prueba hasta encontrar aquel o aquellos que pegarían en el mercado holandés y comercializarlos definitivamente. Sin embargo, en el corazón de su fundadora crecía el amor y el gusto por esa bebida aromática, de sabor equilibrado y con un conjunto armónico de cualidades; amor y curiosidad que la llevarían a tomar cursos para especializarse y finalmente dedicarse en cuerpo y alma a la distribución de vinos, cavas y délicatesses.

« Empezamos vendiendo productos comestibles, comida, pero nos dimos cuenta que ese mercado estaba muy lejano de lo que realmente queríamos, de lo que yo quería, de lo que dictaba mi corazón. Hacíamos tanto esfuerzo y se nos complicaban las cosas con las fechas de caducidad. Hasta que tuvimos que tomar una decisión. Después de un focus decidimos dedicarnos definitvamente a los vinos y cavas. Nos va bien y ahora también promocionamos vinagre de vino y si algún cliente lo solicita importamos productos que no están en catálogo », afirma Mireia.

Se dice que tomar la decisión es fácil y que el reto viene después, cuando empiezas el día a día en la lucha continua por un lugar y un nombre. Pero si ningún comienzo es fácil mucho menos lo es el mantenerse. Y es que en la situación económica actual sobrevive el ingenioso y persistente. El que se especializa y ve en su trabajo algo más que el medio de subsistencia. Bajo esos principios, el amor al trabajo, conocer bien el productos que se vende y transmitir pasión y conocimientos es el reto que Mireia ha desenvainado a la hora de seleccionar a sus colegas y trabajadores. « Nos hemos especializado en vinos españoles, y no es fácil. La competencia es muy dura, sobre todo si cuentas aquellas empresas con un catálogo muy amplio y de diferentes países. Mireia Import aposto y apuesta por lo típicamente español. Vinos y cavas. Esa es nuestra fortaleza y gracias a ello tenemos ahora el sitio cava.nl », sostiene orgullosa Pons.

Un poco de historia
Fue un puesto de trabajo en una multinacional japonesa lo que la trajó a Holanda. Oportunidad que aprovechó para encontrase a si misma y descubrir que este país la hacía sentir cómoda, en el que podía organizar su vida y quedarse. Su forma catalana de ser la ayudó a encontrar ese sitio que buscaba, pues según Mireia existe una relación directa entre la forma de pensar de los catalanes y la holandesa.  Luego de la experiencia japonesa en donde trabajaba con productos asociados a números dio el gran paso fundando la empresa que lleva su nombre. Vendiendo sobre todo a restaurantes. Han pasado 9 años desde entonces y gracias a su empuje y a ese « seguir para adelante » que la alienta, Mireia Import ha abierto sus alas expandiendose más allá de las frontereas europeas y ha llegado a Israel en donde ha abierto una oficina, se encuentra en pleno proceso de training de personal y ha cerrado contrato con uno de los importadores más grandes de ese país, dando el paso base y seguro para lo que será sin duda la expansión de la empresa hacia nuevos mercados en un futuro que no parece estar muy lejano, pero como bien afirma Mireia « por el momento nos quedamos en Holanda e Israel. Estamos trabajando duro para afianzar las marcas y productos que comercializamos, estamos ganando un nombre y empezamos a ser reconocidos ».

¿ Hasta dónde llegará Mireia Import ?  « pues hasta que la empresa camine por si sola, es decir hasta que Mireia Import se consolide y me de la oportunidad de mirar hacia otros lados (personales por ejemplo) sin descuidar lo logrado naturalmente ». Mireia no trabaja sola. En la gestión diaria cuenta con dos personas que como ella aman lo que hacen y sobre todo tienen pasión por los productos que distribuyen. Estos tiempos de crisis se han presentado también como una oportunidad. Ahora el consumidor final también se beneficia de los vinos y cavas a través de la webshop y venta directa. Asimismo, si bien es cierto que los resturantes compran menos también es verdad que prefieren trabajar con menos proveedores y en ello Mireia ha visto una gran oportunidad de ofrecer los productos que tiene en su catálogo los cuales provienen de 6 bodegas ; 3 especializadas en cavas y 3 en supermercados. « Tener un catálogo con unos 20 cavas es bastante para una empresa pequeña como la nuestra. Tenemos Cavas que provienen de La Mancha, Utiel Requena y de Penedés en Catalunya, la región donde nací ».

Finalmente Mireia reconoce que su vida privada no es otra que su vida profesional. Si no está en Holanda está en Israel siempre trabajando, llevando sus productos, haciendo catas, organizando worshops, visitando clientes o cerrando contratos. Mireia no me dijo durante la entrevista cuántos años tiene, pero en su voz además de juventud hay impetú para llevar a Mireia Import lejos, muy lejos, hasta alcanzar el reconocimiento deseado. Y en eso radica el éxito, en lograr tus metas.